La metralleta: invento español (AGS, MPD 38/32)

Publicado: marzo 21, 2012 en teorías conspirativas



Durante años se nos ha hecho creer que la metralleta es un invento británico. Según las efemérides, fue diseñada por Sir Hiram Maxim, inventor estadounidense nacionalizado inglés, quien creó el primer arma capaz de realizar descargas de manera sucesiva y automática. La metralleta, conocida también como ametralladora, machine gun, la tartamuda, la matraca, cuerno de chivo, etc., fue creada en la última década del XIX y consagrada definitivamente como arma de combate durante la Gran Guerra. Hay que decir, eso sí, que ya existía un modelo previo que se considera el directo antecesor de la metralleta: la Gatling, que requería de acción manual por medio de una manivela. Fue usada durante la Guerra de Secesión y podemos verla en muchos westens (género conocido también como películas de cobois).  Su inventor, el doctor Gatling, creía que la capacidad destructiva de su invento pondría fin a todas las guerras.

Ahora bien, en el Archivo General de Simancas existe un documento que viene a poner en duda varios siglos de historia militar. Se trata de “Dibujo de un cañón provechoso para campaña y navíos por tirar siete balas a la misma parte, apuntando con gran presteza”, del año 1582, realizado por el embajador español en Londres don Bernardino de Mendoza. Nos complace exponer ante la opinión pública tan curioso documento.

Don Bernardino de Mendoza fue una pieza clave de la diplomacia de los Austrias en la segunda mitad del XVI. Licenciado en Artes y Filosofía por Alcalá, combatiente en los Países Bajos a las órdenes del duque de Alba, Bernardino de Mendoza también se ejercitó en la traducción de clásicos latinos, en la teoría militar y en alguna conspiración contra Isabel Tudor. Casi completamente ciego, don Bernardino compone Teórica y práctica de la guerra en 1594, donde dice que es muy importante para cualquier embajador el haber sido “soldado de pecho”.

El documento del Archivo de Simancas representa un cañón capaz de hacer siete descargas de manera simultánea. Si bien todavía estamos lejos del principio técnico que define a la metralleta, llama la atención la forma del cañón, que tiene siete cilindros mediante los que don Bernardino proponía efectuar los disparos. Hay una curiosa similitud modelo del doctor Gatling, todavía vigente (seis cilindros rotativos en torno a un eje) y el cañón de Bernardino de Mendoza.

        

Ya podemos ver que don Bernardino no estaba tan lejos de la revolución técnica que significó la ametralladora en el siglo XX. Tenemos motivos para sospechar que le doctor Gatling basó su invento en los diseños de Bernardino de Mendoza. Ponemos estos antecedentes a disposición del Ministerio de Defensa, esperando que se investiguen en profundidad los hechos aquí expuestos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s